BECA ANTONIO SAURA 2007. DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA 

DE VIAJE POR UN PAISAJE
Perderse por los caminos sin saber bien lo que buscar hasta que aparece delante de ti. Una búsqueda sin un fin claro, lo que se intenta averiguar está a veces dentro de uno mismo. En definitiva todo el mundo viaja y camina hacia algún lugar.

Así como los mapas son una representación simbólica del paisaje aquí presento unas fotografías quesonuna representaciónmiméticadelpaisaje,siemprepuedenversecomounavisiónsubjetiva y estética del mismo. En ocasiones una ficción perfectamente teatralizada con personajes que encuentro a largo de mi viaje. Es una metáfora del control que tenemos sobre la naturaleza y de cómo los hombres somos los principales constructores y destructores del paisaje.

 

1/1

Una de las finalidades para este proyecto era mostrar estas vías de comunicación indispensables para viajar que no pueden ser comprendidas al margen de la naturaleza que le proporciona su razón de existir. No existen estos caminos sin independencia del relieve y del territorio. Una mirada al horizonte infinito, que curiosamente va variando conforme avanzamos en nuestro viaje, me escapo hacia el único punto de fuga existente en la lejanía y una vez allí hacia el siguiente.


Pobladores o viajeros que me encuentro en medio del camino, forman parte de este paisaje cultural y la experiencia de entablar una conversación con ellos da sentido a mi viaje. Compartir experiencias por ejemplo con Hassan, un pastor marroquí que vino a España junto a su hermano para lograr una vida mejor, también con Ranchal, viajero solitario que lleva todo lo que necesita en una pequeña mochila y se siente el más feliz del mundo por tener la libertad que da la soledad. Además con Roberto un ciclista veloz y con un Abejero que se dirige a sus los panales. Hubo más personajes pero eso es otra historia.


Tenemos que encontrar algo o a alguien, para ello debemos perdernos y viajar. No es necesario ir muy lejos porque quizás lo que anhelas buscar se encuentra más cerca de lo piensas. El proyecto se desarrolló íntegramente en el territorio de Aragón sin ser eso un lastre por marcarme fronteras físicas. Las imágenes saltan las fronteras psicológicas de un territorio determinado.


Trato de crear una mirada universal uniendo la visión occidental y oriental, lo terrenal y lo espiritual, la contemplación que quiere decir que hay una reflexión y el Zen que es estar a solas sin que exista un simple pensamiento. En Oriente, ya en Siglo IV, varios siglos antes que en el mundo Occidental, lo representaron pintores y escribieron sobre él los poetas. Esa es la razón por lo que existen más 15 palabras para lo que en Occidente tenemos solo una, paisaje.
El paisaje tal y como se ve en Occidente es una percepción de una realidad física. Es la fisonomía de un territorio con todos sus elementos naturales tales como orografía, suelo, vegetación ... y de elementos antrópicos como la construcción de caminos, canales o cualquier modificación de los elementos naturales. También está relacionado con las formas de vida , cultura, sentimientos y emociones que despierta al contemplarlo.


En definitiva un proyecto vivencial donde los caminos son más importante que el propio viaje.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now